Bugs&Us: Alimentos del futuro en base a grillos

El proyecto, que partió en el año 2019, fue uno de los finalistas del Desafío Bioagrotech, cocreado entre Austral Incuba, Agrosúper y Viña Concha y Toro. Hoy les compartimos su historia de innovación.

“Las personas jóvenes estamos constantemente buscando opciones para disminuir nuestra huella medioambiental. Y en ese contexto, vimos que en muchas partes del mundo existen los “Insectos comestibles”, tendencia al alza incluso en países occidentales como Estados Unidos, Holanda y Australia”.

Así nació la idea de Bugs&Us, uno de los proyectos ganadores del Desafío Bioagrotech, desafío de innovación abierta organizado por Austral Incuba, Agrosúper y Viña Concha y Toro durante febrero y marzo de este 2021.

Pablo Flores, fundador de Bugs&Us

“En esta búsqueda, descubrimos que los grillos son una fuente increíble de proteína completa con vitamina B12, fibra, ácidos grasos y minerales, y tienen un impacto ambiental súper bajo comparado con las otras proteínas que existen. Por ejemplo, la producción de proteína de grillo emite 1.500 veces menos gases de efecto invernadero y se requieren 50 veces menos agua, que en la producción de vacuno”, cuenta Pablo Flores, uno de los fundadores de la startup.

Pablo Flores relata que el negocio partió de cero, dado que es una industria con poca información, sobretodo en Chile, y que en sus inicios, el equipo se dedicó más a la validación de concepto, y aprender a criar insectos, para ver si la idea inicial funcionaba y si era escalable a una producción industrial.

“En el 2019 y 2020 aprendimos mucho sobre el mercado, procesos y tecnologías que teníamos que desarrollar, y hoy estamos en una nueva etapa, más cerca de lograr este escalamiento para llegar al mercado, y  en esa parte estamos con Austral Incuba y Agrosúper, comenzando el trabajo intenso para ver si durante el 2021 ó 2022 ya logremos estar vendiendo en el mercado”, destaca el cofounder de Bugs&Us.

El desafío Bioagrotech

Como la mayoría de las startups, el equipo de Bugs&Us está ligado desde sus inicios al mundo de emprendimiento e innovación, siguiendo el trabajo de incubadores y portales de noticias, lo que les permitió llegar al Desafío Bioagrotech.

“Nos pareció una tremenda oportunidad para tener un aliado en la industria, y en concreto, validar la idea con posibles clientes, lo que es súper importante para una startup”, agrega Pablo Flores.

Experiencia con Austral Incuba

Con respecto al proceso de postulación, Pablo Flores dice que las preguntas de postulación y el desafío calzaba mucho con el quehacer de la startup, lo que los llevó a postular.

“Fuimos avanzando en las etapas, primero con el pitch inicial para Agrosúper, y luego con el SSAF de Corfo. Ahí se ha sentido muy fuerte el apoyo de la incubadora, nos han ayudado a mejorar el pitch y ajustar nuestra propuesta inicial, así que esperamos seguir en este camino de mejora”. 

“Es súper importante para la viabilidad de cualquier startup ocupar estas instancias y saber que con apoyo y redes externas que una incubadora como Austral Incuba, las oportunidades de éxito van aumentando, es súper necesario” finaliza el innovador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba