equipo_ai_17_18

Incubadora de la Universidad Austral destaca a nivel nacional por alta valorización de los principales emprendimientos de su portafolio

Austral Incuba ocupa el segundo lugar dentro de las 18 incubadoras de negocios apoyadas por Corfo a nivel nacional, siendo la primera incubadora de regiones.

Aportar al desarrollo del país y de sus emprendedores, con énfasis en la construcción de una economía del conocimiento y de alto valor agregado. Todo lo anterior, impulsado desde el sur de Chile y con excelentes cifras, es lo que está haciendo Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral (UACh), apoyada por Corfo.

Así lo confirman los indicadores 2016 presentados por Corfo en relación a las 18 incubadoras que apoya en el país, las que sumaron un total de 888 emprendimientos incubados, los cuales levantaron capital de inversionistas por $5.153 millones, generaron 1.772 empleos y lograron ventas por $ 19.380 millones, última suma que supera en 26% a las registradas en 2015.

El balance de Corfo destaca a Austral Incuba por tener la segunda más alta valorización de los cinco mejores emprendimientos de su portafolio, solo superada por la incubadora UDD Ventures, de la Universidad del Desarrollo. En específico, las cinco empresas de Austral Incuba que informaron para el reporte de Corfo sumaron 26.2 millones de dólares en valorización.

“Como incubadora a escala humana, con una mirada sustentable y con mucho amor por la región sur austral, sabemos que las cifras son solo una parte de la ecuación a la hora de medir tu impacto y los cambios positivos que genera tu trabajo. Sin embargo, nos llena de orgullo el que toda la pasión y entrega que ponemos en esto también llegue a verse materializado en indicadores como éstos, que nos posicionan en la primera línea de las incubadoras a nivel nacional”, señala Macarena Sáez, gerente de Austral Incuba.

“Capacidades locales que generan impacto de alto valor”
Tadashi Takaoka, gerente de Emprendimiento de Corfo, valoró los buenos resultados obtenidos por Austral Incuba, destacando su trabajo desde regiones y su apuesta por el emprendimiento especializado en ciencias de la vida.

“Creo que la apuesta por ir a biotecnología es muy compleja, pero paga en el largo plazo. La valorización alta tiene que ver con que es un mercado que tiene muchas barreras de entrada, no cualquiera lo puede hacer, no es como que lo puedas comenzar en tu casa, y por ende te da más espacio para generar barreras de entrada. Lo otro relevante, es que sea en regiones. Siempre la región tiene esa visión de que está en desventaja con respecto a Santiago, lo que en parte es cierto, porque muchos tomadores de decisión están allá, pero el poder hacer uso de la capacidad que tiene Austral Incuba, la marca y lo que atrae dentro de los investigadores, lo han sabido manejar de buena forma y eso es al final del día lo valioso: cómo tomas la capacidades locales para generar impacto de alto valor”, comentó.

En cuanto a las perspectivas de la incubadora hacia el futuro, Takaoka subrayó que el primer desafío es la visión. “Como siempre digo, el trabajo de una incubadora es destruir y reconstruir, es tomar a emprendedores que tienen un buen proyecto o que tienen una buena oportunidad y tratar de guiarlos en el camino de construir algo de verdadero impacto. Dicho eso, lo primero es la visión, que no se queden los emprendedores locales solo con la región, sino que traten de escalar no solo al resto de Chile, sino que al mundo. En segundo lugar, es importante la metodología, no dejar que esto sea un tema que se vea solo como la pasión y las ganas, si no que tengan herramientas para hacer el trabajo. Y tercero, obviamente, es la masa crítica de colaboración, cómo atraes talento, cómo te haces un polo, cómo atraes ayuda de otros temas, porque en un espacio tan pequeño no te puedes dar el lujo de competir, tienes que trabajar colaborativamente con el resto”, puntualizó el experto.

palo_negro_nws1

Emprendimiento proyecta producir anualmente un millón de plantas de palo negro en Los Ríos

Su primer año de existencia celebró en agosto pasado Fernández Hermanos Ltda., un emprendimiento enfocado en la reproducción masiva y controlada de este arbusto endémico de Chile que esconde un poderoso secreto de doce letras: Leptocarpina.
Esta revolucionaria molécula ha mostrado ser efectiva en los tratamientos contra la diabetes y el cáncer y ha convertido al palo negro (Leptocarpha rivularis) en un codiciado medicamento natural.
“La utilización del palo negro es ancestral, pero gracias a los estudios disponibles sobre sus propiedades su consumo se ha masificado. Nuestra visión se enfoca en un desarrollo sostenible, lo que se traduce en la protección del bosque nativo y en un manejo controlado de su reproducción asegurando calidad, seguridad y cantidad. Esto último es primordial si se observa la creciente industria relacionada al palo negro”, explica Carolina Fernández, de Fernández Hermanos Ltda. empresa ganadora de un Capital Semilla e incubada por Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral (UACh), apoyada por Corfo.

Como enfatiza, la innovación presentada por este emprendimiento tiene que ver con la búsqueda de nuevas técnicas de reproducción, enfocándose en el corto plazo en alcanzar una producción suficiente para abastecer la demanda actual de sus clientes. “A mediano plazo, es decir unos tres años, esto significa alcanzar a producir un millón de plantas al año. Esta proyección es conservadora ya que las técnicas de reproducción de este arbusto no están estudiadas ni dominadas a fondo”, comenta Carolina.

En cuanto al trabajo junto a Austral Incuba, la emprendedora destaca que ha sido una buena experiencia, caracterizada sobre todo por una fluida comunicación. “Nos gusta el trato con los ejecutivos y la disponibilidad de responder todas nuestras consultas”, señala, precisando que al ser un emprendimiento que se desarrolla en Panguipulli, decidieron buscar un patrocinador  de la zona que tuviera asociada una universidad, “ya que deseamos generar conocimiento con respecto a nuestro quehacer diario”.

Noticia A.i

Experto internacional de metodología de negocios WKI participó en Regata Premium de Austral Incuba

La última Regata de Austral Incuba, esas ya tradicionales jornadas de entrenamiento para potenciar y consolidar los proyectos acelerados por la incubadora, tuvo un invitado especial.

Este intenso programa de nombre náutico, haciéndole honor a la capital de Los Ríos y a la aventura de emprender, contó con la activa participación de David Fonseca, vicepresidente de Velocity, de la Texas Research & Technology Foundation. Fue su segunda visita a la región, luego de su paso en diciembre pasado, entonces como director de Programas Globales de la Asociación Internacional de Innovación y Negocios (InBIA, por sus siglas en inglés).

No por nada se trató de una Regata Premium, a la que accedieron los emprendedores de Elite Genomics, Biofungi y Beerly, además de Nanoxplas y Aeroponics en sesiones personalizadas. A esto se sumaron encuentros previos con los ejecutivos y emprendedores de los Centros de Desarrollo de Negocios (CDN) de Valdivia, La Unión y Puerto Montt. Una completa agenda organizada por Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral, apoyada por Corfo.

¿Qué destacarías de las actividades que realizaste estos días en el sur de Chile?

Esta experiencia ha sido muy positiva, muy productiva. Por la manera en que estructuramos los últimos días, fueron de alto impacto, ya que primero nos reunimos con los líderes de los Centros de Desarrollo de Negocios de Puerto Montt, La Unión y Valdivia, y lo que hicimos fue la transferencia de una metodología proveniente de Canadá, que lleva once años en el mercado y está en veinticinco países. Sin embargo, es la primera vez que la traemos a Latinoamérica, pues a través de dicha metodología creemos poder ayudar a los emprendedores de mejor manera.

Luego nos dirigimos directamente a los emprendedores en cada ciudad. El grupo más pequeño fue de aproximadamente 16 personas y llegamos hasta las 25, a quienes les transmitimos uno a uno la metodología, y en caso de querer profundizar en alguna de las herramientas podían dirigirse a los CDN. De tal modo, creo que esto fue de alto impacto y estoy muy feliz con el resultado.

¿En qué consiste la metodología que se compartió?

La metodología se llama Wendy Kennedy INC. (WKI). Se está utilizando en grandes universidades como Purdue, Texas A&M y en muchas corporaciones, al igual que en Tech Fort Worth en Dallas. Soy un fiel creyente de esta metodología, me certifiqué hace cinco años y le comenté a la dueña y fundadora de la compañía que de pronto era importante traerla a este sector del mundo.

Lo que hace esta metodología es tratar de encontrar el valor de comercialización de una idea, de un producto, de un proceso, de un servicio. Por ende, la idea es, de manera colaborativa con el emprendedor, descubrir cuál es ese valor antes de que él invierta más tiempo, energía y dinero en esa idea. A nivel global el mundo del emprendimiento apunta a que nosotros juntemos a las personas para que se colaboren y se genere lo que llamamos en inglés colisión, para que entre ellos se colaboren, y de este modo la  metodología facilite herramientas por medio de un asesor, con el fin de que los emprendedores trabajen conjuntamente y encuentren ese valor. Es el primer acercamiento que tenemos en Chile, estamos en este momento yo diría a un 95% de cerrar en México, donde estaremos en octubre. Esperamos podernos expandir un poco más aquí en Chile.

¿Esta metodología puede ayudar a reducir las tasas de fracaso de los emprendimientos en fase temprana?

De acuerdo, si tú miras la tasa de fracaso a nivel global es de 94% el primer año en cualquier startup y en los primeros tres años baja como a 75%. Pero lo que vemos es que gente que se incuba en incubadoras de negocios, a esa moneda le da la vuelta y el 87% sobrevive. Esos son indicadores de la Asociación Internacional de Innovación y Negocios que llevan diez años haciéndole seguimiento a estos datos. La razón  de por qué pasa esto es debido a que metodologías como éstas existen. En el caso de WKI, está estructurada en tres puntos: ¿Y qué? ¿A quién le importa? ¿Por qué tú? Así, se parte de qué es la idea, el producto o servicio, luego se revisa para quién es, qué industria o mercado se quiere alcanzar, y finalmente encontramos el por qué creemos que el emprendedor puede ejecutar esa idea.

¿Cuál es el valor que puede tener traer esta metodología al sur austral, un punto alejado del centro, de la capital?

Hemos sido afortunados de entablar una relación muy buena y saludable con Austral Incuba. Su líder, Macarena, ha sido muy enfática en poder llevar la visibilidad de esta zona a nivel global y, por ende, tener acceso a mejores redes. A pesar de que estoy de acuerdo en que Chile es un país de pronto centralizado, esta metodología tiene gran interés por llegar a zonas rurales donde el emprendimiento creo que es un poquito más fuerte, en el sentido de cerrar brechas, por lo que el acercamiento con Austral Incuba tiene que ver también con esto y me encanta, porque es una entidad que está dispuesta a tomar riesgos y a traer metodologías probadas al sur de Chile.

¿Cómo visualizas que esta incubadora pueda apoyar desde el sur no solo a emprendimientos regionales, sino que también de Santiago y de escala nacional e internacional?

Es muy válido desde el punto de vista de que geográficamente, por lo que he logrado entender y aprender -estuve aquí anteriormente en noviembre-, esta zona tiene una ubicación muy especial y única. Por ende, existen de pronto empresas que tienen el potencial de poder explotar unas ideas muy únicas para el resto del mundo, y el hecho que haya una entidad que pueda prestar ese apoyo por medio de mejores prácticas y esté conectada a redes internacionales, es clave para que pueda haber ese desarrollo para esas ideas. Ahora, cuando yo vengo veo que es un proceso serio, un proceso estructurado y me percato que hay gente comprometida y no están cerrados a lo que hay hoy en día, sino que están abiertos a aprender más, y creo que eso es una parte primordial en esta industria, porque es tan cambiante y tan dinámica, tan disruptiva, que tienes que estar siempre buscando qué es lo que pasa después. Hace cinco años no sabíamos qué era aceleración, qué era un coworking space, no hablábamos de ángeles inversionistas, porque es un tema dinámico y sigue moviéndose. Esa es la importancia de ser inclusivo.

¿Cuándo partió Velocity, cuáles son sus objetivos?

La historia de Velocity es muy particular porque viene financiada por una organización que ya lleva 35 años, que es la Fundación de Investigación y Tecnología en Texas, una organización que más o menos ha invertido 60 millones de dólares en 32 compañías en Texas y adicionalmente ayuda a organizaciones de emprendimiento, es como el Corfo de Texas. Pero esta organización tiene un parque investigativo y quería hacer algo muy innovador, entonces cuando reclutan a los ejecutivos de Velocity, nos piden que hagamos algo completamente nuevo y lo que nos imaginamos fue un distrito de innovación donde no solamente prestamos el inmueble, por decirlo así, porque son 12 acres con muchos edificios, sino que también queremos armar un fondo global donde nos enfocamos en las biociencias, biotecnología y ciber security, todo con el propósito de proporcionar al emprendedor independencia por medio del emprendimiento porque creemos que de ahí nace la prosperidad global.

Suena un poco romántico, pero es cierto, si una persona puede generar su propio emprendimiento, puede contratar gente y esa gente puede gastar dinero y crear trabajos indirectos e inducidos. Entonces, en términos de desarrollo económico, creo que nuestra misión es poder ayudar a cuantos empresarios o emprendedores lo requieran, sin necesidad de siempre invertir con ellos. Acá nos reunimos con aproximadamente cinco clientes de Austral Incuba y en muchos de ellos no vamos a invertir, sin embargo nos comprometimos a ayudarlos y los estamos ayudando. Velocity es una fundación nueva que recibe aproximadamente 20 millones de dólares de una fundación ya existente con el propósito de crear un distrito de innovación en Texas y traer compañías globales. No queremos que las compañías se muevan necesariamente a Estados Unidos, sino que se expandan hacia allá, porque queremos que el desarrollo económico también se mantenga en países como Chile.

¿Cómo valoran el perfil especializado de Austral Incuba, justamente en biociencias y biotecnología?

Siempre digo que Dios tiene muy buen sentido del humor, porque cuando nosotros entablamos una buena relación con Austral Incuba y con Macarena hace muchos años atrás, nunca nos imaginamos ver esta ola que se venía y, cuando tomó este nuevo rol y nos acercamos un poco más a esta líder explicando lo que estamos tratando de hacer,  ella me dice que es exactamente lo que acá están haciendo, por lo que vimos una oportunidad gigante. Creo que si lo hubiéramos planeado no hubiera salido tan bien.

¿Qué denominadores comunes pudiste identificar en los incubados que conociste?

Creo que el factor común -y yo cuando hago este tipo de viajes no necesariamente doy conocimiento, sino que aprendo mucho- es que ellos me han enseñado mucho a mí en el tema de sostenibilidad, lo que me da mucha esperanza por un mejor futuro para este planeta. Muchos de ellos están trabajando en emprendimientos de alto impacto, y no necesariamente sueñan con ser el próximo Facebook o venderse a nivel público, sino que quieren esa sostenibilidad. Nos reunimos con Nanoxplas, que es una compañía que lidera Loreto Mendoza, su CEO, y ella muy asertivamente decía: yo quiero generar sostenibilidad y que la gente piense diferente acerca de los plásticos, quiero que los plásticos sean biodegradables, quiero dejar una huella en el mundo, no necesariamente quiero que mi compañía se venda, sino que quiero esa escalabilidad y ser parte de ella. Entonces creo que el factor común de lo que pudimos ver son personas comprometidas con el medio ambiente, personas que quieren un mejor Chile para mañana y yo creo que, al final del día Chile lo hacen las personas y los ciudadanos. Vamos a poder abrir canales de escalabilidad por medio de ciertas metodologías como las que hemos presentado y otras que también se vienen. Ojalá podamos traer un poco de redes, porque al fin y al cabo es importante acercar a los seres humanos y ver cómo nos conectamos para podernos ayudar.

¿Qué te ha llamado la atención del ecosistema emprendedor del sur de Chile?

Haría énfasis en que cuando uno habla de un ecosistema emprendedor hay dos tipos de personas: los que apoyan y los líderes, y es importante entender que los líderes son los emprendedores. A todas las personas que lean esto, me gustaría invitarlas a que se hagan parte de este ecosistema y si son emprendedores, lideren, porque realmente hay muchas entidades que están ahí para apoyarlos y todos estamos en el mismo negocio, el cual es que ese emprendedor surja, porque si surge todos ganamos, porque hay más desarrollo económico y creo que las regiones de Los Ríos y Los Lagos tienen mucho potencial para crecer.

 

Noticia A.I.

GENOMICS

Ganadores de Programa Darwin innovan en la hípica y expandirán su negocio al mercado argentino

No hay sector ni actividad en la cual no se pueda emprender e innovar, sobre todo si se hace de la mano de la ciencia y la tecnología. Así lo tienen claro los fundadores de Elite Genomics, empresa biotecnológica que entrega soluciones al mundo de la hípica. ¿Cómo? A través del análisis genético de caballos de carrera, con lo cual se pueden obtener una serie de datos clave respecto al rendimiento de los equinos en futuras competencias y las mejores alternativas para optimizar la cruza y así mejorar la descendencia entre los potros y las yeguas.

Así lo explica Nicolás Prat, gerente general de Elite Genomics, destacando que “lo innovador de esto es que nosotros analizamos un grupo de variantes genéticas a las cuales les incorporamos un software de inteligencia artificial y podemos predecir con más exactitud y con hasta un 88% de asertividad el futuro rendimiento de un caballo, algo que actualmente no puede ofrecer ninguna otra empresa”.

Único en su tipo, este emprendimiento fue uno de los ganadores de la primera convocatoria del Programa Darwin, iniciativa convocada por Research to Business Catalyst (R2B Catalyst) y Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral (UACh) apoyada por Corfo. Por lo mismo, actualmente Elite Genomics está siendo incubado por Austral Incuba, respaldo que Prat destaca como muy relevante para el desarrollo de la compañía. “Sin Austral Incuba en este momento no sería posible nada de lo que hemos logrado, ya que nos han ayudado de principio a fin, han sido fundamentales para esta empresa que básicamente sin ellos no existiría”, señala.

En cuanto al momento que vive Elite Genomics, Prat indica que se encuentran en una etapa de expansión con miras a entrar prontamente al mercado argentino. “En Chile ya nos encontramos trabajando con algunos de los principales haras del país y con los más connotados veterinarios equinos, y ahora nuestra idea es entrar en Argentina en el mediano o corto plazo. Estimamos que ya en un par de meses estaremos vendiendo en Argentina incorporando más caballos a nuestra red de potros”, detalla el emprendedor.

Más información sobre Elite Genomics en www.elitegenomics.cl

_nota_ai04072017

Beerly busca capital para seguir creciendo y prospectar mercado mexicano

Beerly (beerly.cl), el club chileno de cerveza artesanal premium, se encuentra en una ronda de levantamiento de capital a través de Broota, la red de emprendimientos de inversión colaborativa más grande de Latinoamérica.
Beerly es una plataforma online en donde cualquier usuario mayor de 18 años puede suscribirse y recibir mensualmente en casa un pack de diversas cervezas, el cual dentro de los próximos meses incluso podrá ser personalizado según los gustos de cada usuario. La inscripción se realiza mediante la modalidad de “pago recurrente”, tal como Netflix o Spotify. Este emprendimiento es incubado por Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral (UACh) apoyada por Corfo.
Como explica Pablo Jacobi, Director ejecutivo de Beerly, la empresa se encuentra buscando capital principalmente para financiar un crecimiento acelerado, además de iniciar una prospección comercial a México.

“Cualquier persona puede ingresar a adquirir participación en Beerly a partir de tan sólo cien mil pesos, participación que obviamente aumenta en caso de colocarse una suma mayor”, indica el emprendedor. “Ya hemos tenido inversiones importantes, como la del fundador de Cerveza Kunstmann, Armín Kunstmann”, agrega Jacobi.
La campaña está disponible en http://bit.ly/beerlybroota y no establece un monto máximo de inversión. La meta de estos emprendedores es obtener $40 millones por el 10% de la propiedad de la empresa.

Según precisa Jacobi, los inversionistas podrán acceder a dos importantes beneficios al invertir:

– Tendrán la primera opción de venta. Es decir, si en el futuro un inversionista quiere invertir a una mayor valorización, ellos pueden vender sus acciones en ese momento, y así vender a un valor mayor al que compraron.
– Si existe retiro de utilidades, el 70% de estas irá a pagar a los accionistas que entren por Broota; esto, hasta que recuperen el monto de su inversión.

Por el momento esta campaña se encuentra en fase privada, por lo cual solo se puede ingresar a ella a través del link arriba señalado.

ÓBOLO Chocolate

Óbolo Chocolate: Ganadores del Austral Food Challenge nuevamente se ubican entre los mejores del mundo en los Academy of Chocolate Awards

Por segundo año consecutivo ÓBOLO Chocolate, ganador del Austral Food Challenge de Austral Incuba, fue reconocido como uno de los mejores chocolates del mundo, tras recibir Medalla de Plata en la novena edición de los Academy of Chocolate Awards en Londres. Los resultados de este concurso se dieron a conocer esta semana, y confirman que ÓBOLO es uno de los mejores chocolates del mundo, y un producto de excelencia dentro de la oferta culinaria de Chile.

Desde el año 2005 la Academia de Chocolate de Reino Unido elige a los mejores chocolates del mundo que postulan a distintas categorías, de las cuales la más importante es “Dark Bean to Bar Under 80%” o “del grano a la barra bajo 80% cacao”. Este año ÓBOLO Chocolate obtuvo medalla de Plata en esta categoría, con su chocolate 70% Cacao Puro de origen Pangoa, Cosecha 2016. El año pasado obtuvo medalla de oro en la misma categoría con un chocolate similar de la Cosecha 2015.

“Estamos muy orgullosos y satisfechos con este resultado, porque confirma que vamos por buen camino respecto a la calidad y consistencia de nuestro chocolate. Sin duda este nuevo reconocimiento consolida a ÓBOLO como referente en el mercado chileno,  y potencia sus oportunidades de exportación”, dijo Mark Gerrits, chocolatero y fundador de ÓBOLO Chocolate.

Los más de 600 chocolates de todo el mundo que participaron en este concurso,  fueron catados en forma ciega por el jurado compuesto por miembros de la Academia, periodistas internacionales, chefs y expertos en chocolate, liderados todos por Sarah Hartnett, una de las chefs pasteleras más renombradas del Reino Unido. Todo ello ocurrió en el Westminster Kingsway College de Londres.

La Academia de Chocolate de Londres fue fundada en 2005 por 5 chocolateras británicas, unidas por la convicción de que comer chocolate fino es uno de los máximo placeres. La Academia busca y selecciona los mejores chocolates del mundo,  y promueve la gran diferencia de calidad entre los productos finos y aquellos producidos masivamente, que son los más consumidos.

ÓBOLO es el primer chocolate hecho en Chile desde el grano del cacao, llamado también  chocolate bean to bar. Este emprendimiento compra los granos de cacao orgánico directamente a los pequeños productores de la selva amazónica, y en su taller boutique en Santiago los transforma en barras de chocolate. ÓBOLO empezó haciendo ensayos de su producto hace cuatro años y lo lanzó al mercado el 2015, sólo después de lograr un producto de calidad premium.

La tendencia de hacer chocolate desde el grano del cacao está muy desarrollada en países del hemisferio norte, pero es muy incipiente aún en Chile, donde ÓBOLO Chocolate es el pionero.  Esta forma de hacer chocolate del “grano a la barra” o “bean to bar” da origen a un chocolate de mejor calidad y muy saludable, que mantiene los sabores y aromas del “terroir” del cacao (tal como ocurre en  el vino y café). ÓBOLO Chocolate promete cambiar el concepto que se tiene de este seductor producto, porque el chocolate bean to bar está lejos de los chocolate y bombones tradicionales que comemos con gusto, pero con cargo de conciencia por la cantidad de azúcar, grasa y saborizantes que poseen. Es, en cambio, un alimento muy nutritivo y saludable, con sabores y texturas marcadamente superiores.

“Esperamos que el mercado del chocolate en Chile tenga una evolución y sofisticación similar a la que tuvo el vino, la cerveza, el aceite de oliva, el café o el té durante los últimos 20 años”, agrega Gerrits. Y es que, efectivamente, cada día son más las personas que exigen alimentos de mayor calidad y transparencia en su elaboración, y todo indica que el chocolate no será la excepción.

ÓBOLO Chocolate ofrece barras de 70% Cacao Puro, 70% Cacao con Sal de Cáhuil, 70% Cacao con Nibs y 85% Cacao Puro.

Video

YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=O0Rywv969lw

Más información:
Comunicaciones ÓBOLO Chocolate:

+ 56 9 89202027
annelore@obolochocolate.cl

Pathovet

Laboratorio Pathovet recibe importante acreditación

Un gran logro anunció esta semana Laboratorio Pathovet, emprendimiento respaldado por Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral apoyada por Corfo. Pathovet  informó que, con fecha 09 de junio de 2017, ha recibido la acreditación ISO 17025 por parte del Instituto Nacional de Normalización (INN) para los análisis de histología (LE-1365), inmunohistoquímica para enzima Na+ K+ ATPasa branquial y 21 parámetros de bioquímica sanguínea de especies salmonídeas (LE-1366), además de análisis de biología molecular (RT-PCR) y muestreo en terreno (LE-1364). “Para nosotros la acreditación es un hito de alta relevancia, ya que la sumatoria de los esfuerzos de todos los colaboradores de Pathovet nos permiten ser el primer y único laboratorio de histología acreditado ISO 17025 en todo Chile y el único laboratorio clínico veterinario acreditado para parámetros de bioquímica sanguínea. Este logro nos enorgullece enormemente, no solo por la acreditación en sí, sino porque manifiesta la proactividad, innovación y compromiso de Pathovet con sus clientes, al aportar, en ausencia de un requisito normativo, al mejoramiento de la calidad de los servicios de laboratorio con foco en la respuesta del hospedero y, por supuesto, al impacto positivo directo que estas mejoras tienen en la optimización de la gestión sanitaria y productiva de nuestros clientes”, expresó el gerente general de Pathovet, Dr. Marco Rozas.

“La implementación y acreditación de un sistema de gestión de calidad en gran parte de las áreas del laboratorio, en el cual llevamos trabajando alrededor de dos años, es un hito muy importante para nuestro equipo, como parte fundamental de las mejoras continuas en la atención a nuestros clientes y que nos permitirá mejorar la competitividad, confiablidad e internamente, establecer un objetivo común dentro del equipo, promoviendo la eficacia y eficiencia de nuestras actividades. Mención especial debemos hacer respecto de la acreditación del área de diagnóstico histopatológico, en la cual nuestro laboratorio se constituye en un ente pionero en Chile”, señaló el gerente técnico de Pathovet, Ricardo Ildefonso.

Al mismo tiempo, la jefa de gestión de calidad de Pathovet, Carolina Senn, comentó que “Ha sido un gran desafío, un proceso largo y de mucha autogestión, estamos muy orgullosos de haberlo concretado con éxito, confiamos en que nuestro esfuerzo voluntario en lograr la acreditación de metodologías para las cuales no había referentes para peces, agrega valor a nuestro servicio, aporta a nuestra industria y nos permite entregar resultados de ensayos y diagnósticos con respaldo y calidad a nuestros clientes”.

De esta manera, Pathovet suscribe el compromiso en la mejora continua de los servicios que conforman la base técnica que soporta su visión diferenciadora basada en indicadores predictivos del hospedero para el control de enfermedades. Más información en www.pathovet.cl.

Pathovet

Pathovet

 

Emprendedores UACh

Emprendedores UACh innovan en salud, seguridad, transporte y gestión de desechos al alero de Austral Incuba

Destacando por su sólida base de conocimientos y gran capacidad innovativa, los emprendedores salidos de las aulas de la Universidad Austral (UACh) tienen un espacio destacado en la cartera de proyectos de Austral Incuba, incubadora de negocios UACh apoyada por Corfo.

Prevn 

Según explica Andrés Meza, egresado de Ingeniería en Maderas, Prevn es una solución informática enfocada a la prevención de riesgos laborales que facilita la gestión de mejoras operacionales y estimula la cultura preventiva en cualquier organización. “Mediante una app para smartphone y un sistema web permite realizar inspecciones de terreno inteligentes que facilitan el seguimiento y cierre de hallazgos que afecten las operaciones, la seguridad y el medio ambiente, desde cualquier lugar y en todos los dispositivos”, señala.

“Nuestra solución tiene el potencial de impactar positivamente a cualquier organización del país que tenga el deseo de innovar en su gestión de seguridad y salud del trabajo, optimizando sus operaciones y previniendo situaciones que generen pérdidas potenciales.

Este emprendimiento se adjudicó fondos del Programa Regional de Apoyo al Emprendimiento (PRAE) de Fomento Los Ríos, cuya ejecución está siendo apoyada por Austral Incuba.

“El trabajo con la Incubadora ha sido muy cercano, siempre han tenido excelente disposición para atender nuestras dudas y para darnos orientación durante el transcurso del proyecto. Actualmente estamos en la recta final de la ejecución del proyecto, y en resumen, podemos calificar la experiencia como muy satisfactoria”, asegura.

Daftec

Felipe Domínguez y Cristóbal Brieva –titulado de Arquitectura UACh- son los profesionales tras Daftec, un proyecto que tiene como finalidad gestionar riles de pequeñas industrias alimentarias, enfocándose en una primera instancia en empresas lácteas, cárnicas, de panificación y cervecería.  Esta gestión se hace principalmente a través de una planta de tratamiento, modular y transportable, de costo reducido y fácil instalación, la cual solo realizar tratamientos primarios y busca contribuir de manera concreta al cumplimiento de las normativas DS 90, 46 y 609. Actualmente se encuentra en fase de prototipos y afinando el modelo de negocios.

“Nuestro proyecto busca impactar nuestra región dado que existe una baja presencia de plantas en la industria en general y en la pequeña industria es casi inexistente. Esperamos  abordar las regiones de la Araucanía y Los Lagos en un futuro próximo”, indica Felipe Domínguez.

Actualmente Daftec ejecuta recursos PRAE de Fomento Los Ríos, contexto en el que conocieron a Austral Incuba y decidieron trabajar con la incubadora. “Los factores que consideramos para tomar la decisión fueron primero la experiencia de sus años de trabajo, el respaldo de la universidad de la cual Cristóbal es titulado y la especialización en biotecnología, que algo colinda con nuestro proyecto”, sostiene.

Aeroponics

Este emprendimiento se basa en un sistema de cultivo aeropónico de semillas de papa, implementado en una estación experimental ubicada en Cayumapu. La técnica consiste en producir tubérculos sin utilizar suelo ni ningún tipo de sustrato, lo cual junto con reducir las huellas de carbono e hídrica –este sistema utiliza 70% menos de agua- y asegurar la disponibilidad de alimentos sanos, permite alcanzar mayores rendimientos por planta.

Ximena Henzi, agrónoma de la UACh y Ph. D. en biología molecular de plantas, es la fundadora de Aeroponics. Según explica, la empresa está actualmente en un plan de industrialización de sus innovaciones para generar alimentos con identidad varietal, sanos y sustentables. “Hoy estamos operando comercialmente con los clientes más relevantes de la industria de la papa del país, sin embargo esta industria está pasando por un bajón de precios y desequilibrio de oferta – demanda que nos llevan a impulsar las próximas transferencias de innovación y desarrollar negocios en nuevos destinos”, sostiene.

“La incubadora también se encuentra en un proceso de adaptación a cambios en la industria de la innovación y el emprendimiento, se demanda mayor valor agregado en los servicios, a objeto de ser competitivos, pienso que han tomado el guante de generar mayor cercanía y ofrecer gradualmente servicios más sofisticados, acordes a los proyectos que incuban y cuentan con buenas redes para lograrlo”, destaca sobre Austral Incuba.

Imaginatio

“Postulé al PRAE de Fomento Los Ríos con la finalidad de generar una empresa que desarrolle soluciones tecnológicas para diversas problemáticas nacionales, con mucho énfasis en que sean a medida, adaptables y escalables”, indica Álex Acuña, de Imaginatio. Así, se presentó al concurso con lo que se denomina “Modular Trailer Security” (MoTS), un sistema de seguridad para el transporte de carga terrestre, que como su nombre lo dice está compuesto por módulos, generación eléctrica, cierre con control de acceso, comunicación, seguimiento y plataforma virtual multiusuario. Con esto se da independencia y seguridad a la carga, permitiendo frustrar robos y facilitando a los interesados en el traslado controlar su acceso y participar y ver en qué estado está.

“En un principio no tenía claro para qué servía la figura de mentores e incubadoras pero luego de trabajar un tiempo con Austral Incuba me vi muy contento con la labor que desarrollan. Siempre van de buen ánimo, tienen un trato muy cercano, expertos en sus áreas y trabajan en pro de sus emprendedores”, comenta Acuña, estudiante de Ingeniería Civil Eléctrica de la UACh.

Simulador interactivo de oído interno

“Nuestro emprendimiento consiste en ofrecer al mercado de la simulación clínica el primer sistema de simulación para estudio del sistema vestibular”, señala Miguel Bustamante, de Simulador interactivo de oído interno. Según explica, actualmente las carreras del área de la salud tienen en su currículum académico la implementación de horas de práctica bajo sistemas de simulación, los cuales solucionan la tensión ética que existe al poner un estudiante en su primera práctica de un procedimiento clínico frente a un paciente real. Los estudios indican que las horas prácticas mejoran el rendimiento de los estudiantes frente a pacientes reales, disminuyendo los riesgos de daños a la salud de los pacientes.

“Los sistemas de simulación han avanzado en tecnologías donde estos fantomas o maniquíes tienen la capacidad de simular signos vitales, reaccionar a inoculaciones, hablar e incluso moverse como si se tratara de una verdadera persona. La necesidad que encontramos fue observar que estas tecnologías no se encontraban implementadas en toda el área de audiología y otoneurología, por lo que vimos un enorme potencial de desarrollo tecnológico ya sea nacional como internacionalmente, ya que hemos sabido de más intentos que pretenden realizar sistemas de simulación hechos en Chile y esperamos ser un ejemplo para esas iniciativas”, detalla este emprendedor.

En concreto, el sistema desarrollado en este proyecto se compone de un fantomas y un software que entrega en tiempo real el movimiento que se le practica al fantoma en unas gráficas 3D de oído interno, con lo cual los estudiantes del área podrán entender fácilmente lo que ocurre en las complicadas estructuras anatómicas del vestíbulo.

“Llegamos a Austral Incuba buscando por nuestra propia cuenta la semana que supimos que nos ganamos el financiamiento del fondo PRAE de Corfo y nuestro trabajo con la incubadora ha sido muy fluido y sentimos un gran apoyo de su parte”, puntualiza este estudiante de Tecnología Médica de la UACh.

2017-05-31_20-15-56

Nanoxplas, los envases con partículas de plata que alargan la vida de los alimentos

Tras enterarse por un cliente que el salmón fresco tiene 19 días de vida y luego hay que congelarlo con la consecuente baja en su precio de exportación, la ingeniera agroindustrial Loreto Mendoza empezó a buscar una solución que reforzara la preservación de los alimentos. Fue así como después de un año y medio de análisis, a fines de 2016, la emprendedora sumó a su empresa Bioxiplas (manufactura y venta de uniformes industriales desechables, de material biodegradable) un nuevo negocio: Nanoxplas, material que combina pequeñas partículas de plata con fibras de polietileno flexibles para crear contenedores que alargan la vida útil de los productos frescos. “Fabricamos bolsas que son antibacterianas y antimicóticas”, señala Mendoza, quien hace unos años dejó Santiago para emprender en Valdivia, con el apoyo de Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral (UACh), apoyada por Corfo.
Presente en el mercado desde hace unos cuatro meses, Nanoxplas ya cuenta con dos clientes, entre ellos, una exportadora de musgo (pompón), que ha logrado llegar al exterior con un producto sano que se puede aprovechar en un 100%. Además, mandaron muestras a Colombia y esperan cerrar luego un acuerdo con dos frigoríficos de ese país.
En paralelo, Mendoza cuenta que están trabajando en una tabla de vida útil -que será elaborada por un laboratorio externo-, de manera de validar aún más las propiedades del material. “Sabemos a qué bacteria y a qué hongo mata, pero queremos tener una tabla que nos diga cuántos días más dura cada alimento y con eso vamos a salir a buscar más clientes”. En promedio, por ejemplo, dice que en el caso del salmón ahumado sube de 19 a 42 días.
Fuente: El Mercurio
Crédito de imagen: Michelle Bossy/ValdiviaCreativa

2017-05-22_17-08-13

Pezanbac: Primera pezonera de ordeña antibacteriana del mundo

Terminar con las grandes pérdidas que provoca la mastitis bovina en la industria lechera impulsó a que los emprendedores Nicolás Morelli y Juan Ignacio Ojeda crearan la primera pezonera de ordeña antibacteriana del mundo. Ésta permite cortar uno de los principales vectores de transmisión de patógenos, influyendo favorablemente en la producción, ya que con el uso de Pezanbac se mitiga entre un 5 a un 30% de las pérdidas producidas por esta enfermedad, que lleva a las vacas a producir 5 litros menos de leche diarios, de por vida.

El dispositivo está hecho de caucho homogéneo, material que tiene las mismas propiedades mecánicas de la goma actual: flexibilidad, dureza y duración; pero además es antibacteriana, gracias a distintos agentes que le han incorporado, donde el más importante es el cobre. El cual además evita la generación de biofilms (población de microbios), generando condiciones de ordeña más pulcras. Por último, el material cumple con la norma BfR, recomendación alemana de artefactos en contacto con alimentos, la más exigente del mundo.

Pezanbac tiene una vida útil de 3000 ordeñas equivalentes a 6 meses de uso, 20% más que las actuales del mercado y existen 8 modelos adaptables, los que varían en tamaño y tienen un valor de 5.250 pesos + IVA la unidad.

La mastitis bovina es la enfermedad que más daño económico produce en la industria lechera a nivel mundial, ya que se estima que las pérdidas anuales relacionadas a este mal alcanzan los US$35 billones, lo que estimula una alta utilización de antibióticos. Cada año se pierden más de 45 millones de toneladas de leche.

La empresa VACuCh
El dispositivo fue creado por emprendedores chilenos, miembros de la Universidad Técnica Federico Santa María, quienes formaron el año 2014 la empresa VACuCh, actualmente incubada por Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral (UACh) apoyada por Corfo.
Con el tiempo se han sumado nuevos actores que han creído en esto y es así como hoy la Gerencia Comercial Internacional está en manos de Juan Ignacio Gac, Andrés Vargas en el área de I + D + i y Felipe Zárate en la Gestión Financiera. El nombre de la empresa es la abreviación de “Valor Agregado Al Cobre Chileno”, cuyo motor es precisamente darle valor al principal commodity que exporta el país.

Entre sus importantes logros está ser ganadores del Concurso Nacional de Emprendimiento Jump Chile 2013 y ser parte de los 10 mejores proyectos del Programa Brain UC 2015 (actualmente Brain Chile).

Como si esto fuera poco, fue catalogado como el negocio agrícola del año y se posicionó en el primer lugar del Future Agro Challenge en 2016, el cual se desarrolló dentro del contexto del Global Entrepreneurship Congress en Medellín. Finalmente, en noviembre de 2016 fue distinguida con un premio AVONNI a la mejor innovación industrial del país.