Blume in a pot: El emprendimiento que promete flores para todo el año.

Innovación valdiviana apoyada por Austral Incuba  produce bulbos de crecimiento rápido contra estación sin alterar el ciclo biológico de las plantas y con menor uso de recursos.

Desde la Región de Los Ríos, Paula Hartwig y Margarita Echenique, socias fundadoras de Blume in a pot, han marcado un antes y un después en las secciones de productos de jardín en tiendas de retail durante la “temporada baja”. Todo esto, cumpliendo la promesa de “llevar la primavera a tu casa”.

“Nosotras producimos en contra estación, cuando las flores de corte nacionales son escasas y de mayor precio, pues son importadas. Existen pocos productos florales en el otoño e invierno que tengan las características de nuestro producto. Esta particularidad hizo que eleváramos las ventas en las secciones de jardinería en una época en que generalmente bajaban su rendimiento”, explica Margarita Echenique, revelando la clave de este emprendimiento que en 2018 se adjudicó recursos del Programa Regional de Apoyo al Emprendimiento (PRAE), Región de Los Ríos.

En concreto, Blume in a pot introduce un concepto único y novedoso, que consiste en la producción y venta de bulbos de crecimiento anticipado que permiten tener flores de interior durante los fríos meses de invierno. Para ello trabajan con cinco colaboradores, los que en temporada alta llegan a 10 personas.

“A fines de 2016 constituimos la empresa, asociándonos con más dudas que certezas, y realizando nuestra primera importación para la temporada 2017. Comenzamos a vender nuestros maceteros con flores de bulbo en locales pequeños en Valdivia y en Santiago. Viajábamos detrás de nuestras plantas a tener reuniones con clientes y a promocionar nuestros productos. En la mitad de nuestra primera temporada comenzamos a vender en algunos Jumbo de Santiago y regiones. Eso nos abrió al mercado del retail y nos permitió darnos cuenta del gran potencial del producto”, relata Margarita.

Además del sistema contra estación, que utiliza tecnologías que les permiten diferir la producción para llegar a sus clientes on-time, en un plazo de 3 días, Blume in a pot destaca por un requerimiento hídrico y espacial mínimo para producir sus flores de bulbo. “Esto supone una tremenda novedad respecto de los cultivos tradicionales de floricultura empleados en nuestro país”, comenta la emprendedora.

De este modo, compiten directamente con un ramo de flores, pero a diferencia de éstas, ofrecen un producto de mayor duración y que no interrumpe el ciclo biológico de la planta, además de ser más sustentable.

“Emprendemos desde Valdivia, lo que es un desafío tremendo, pero también lo consideramos un privilegio: estamos haciendo algo que nos gusta mucho, pero sin perder nuestra calidad de vida. Evidentemente, el tema de las enormes distancias en nuestro país incide en el negocio, pero con una adecuada logística es perfectamente posible producir desde Valdivia para todo Chile, y por qué no, para Sudamérica y Norteamérica”, agrega Margarita.

En el marco del proyecto PRAE que ejecutan, Blume in a pot cuenta con el apoyo de Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral, patrocinada por Corfo. Este respaldo es valorado por las emprendedoras, ya que como señala Margarita, ha sido fundamental principalmente en términos de seguimiento. “Austral Incuba cuenta con un equipo sólido y competente que nos guía y encausa. Son facilitadores del proceso a través de una plataforma digital que realmente aporta en agilizar y dar feedback del proyecto”, asegura.

En cuanto a los planes de corto y mediano plazo, la empresa pretende optimizar sus procesos, incorporando más tecnología a su producción, a la par que espera seguir creciendo en el retail nacional, abarcando más clientes y ciudades en Chile.

En el largo plazo, la idea es desarrollar líneas investigativas en torno a la producción de bulbos y llegar con Blume in a pot al resto de Sudamérica y también a Norteamérica.

Te invitamos a conocer más sobre este emprendimiento en http://blumeinapot.cl/