Emprendimiento proyecta producir anualmente un millón de plantas de palo negro en Los Ríos

Su primer año de existencia celebró en agosto pasado Fernández Hermanos Ltda., un emprendimiento enfocado en la reproducción masiva y controlada de este arbusto endémico de Chile que esconde un poderoso secreto de doce letras: Leptocarpina.
Esta revolucionaria molécula ha mostrado ser efectiva en los tratamientos contra la diabetes y el cáncer y ha convertido al palo negro (Leptocarpha rivularis) en un codiciado medicamento natural.
“La utilización del palo negro es ancestral, pero gracias a los estudios disponibles sobre sus propiedades su consumo se ha masificado. Nuestra visión se enfoca en un desarrollo sostenible, lo que se traduce en la protección del bosque nativo y en un manejo controlado de su reproducción asegurando calidad, seguridad y cantidad. Esto último es primordial si se observa la creciente industria relacionada al palo negro”, explica Carolina Fernández, de Fernández Hermanos Ltda. empresa ganadora de un Capital Semilla e incubada por Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral (UACh), apoyada por Corfo.

Como enfatiza, la innovación presentada por este emprendimiento tiene que ver con la búsqueda de nuevas técnicas de reproducción, enfocándose en el corto plazo en alcanzar una producción suficiente para abastecer la demanda actual de sus clientes. “A mediano plazo, es decir unos tres años, esto significa alcanzar a producir un millón de plantas al año. Esta proyección es conservadora ya que las técnicas de reproducción de este arbusto no están estudiadas ni dominadas a fondo”, comenta Carolina.

En cuanto al trabajo junto a Austral Incuba, la emprendedora destaca que ha sido una buena experiencia, caracterizada sobre todo por una fluida comunicación. “Nos gusta el trato con los ejecutivos y la disponibilidad de responder todas nuestras consultas”, señala, precisando que al ser un emprendimiento que se desarrolla en Panguipulli, decidieron buscar un patrocinador  de la zona que tuviera asociada una universidad, “ya que deseamos generar conocimiento con respecto a nuestro quehacer diario”.