Emprendedores UACh

Emprendedores UACh innovan en salud, seguridad, transporte y gestión de desechos al alero de Austral Incuba

Destacando por su sólida base de conocimientos y gran capacidad innovativa, los emprendedores salidos de las aulas de la Universidad Austral (UACh) tienen un espacio destacado en la cartera de proyectos de Austral Incuba, incubadora de negocios UACh apoyada por Corfo.

Prevn 

Según explica Andrés Meza, egresado de Ingeniería en Maderas, Prevn es una solución informática enfocada a la prevención de riesgos laborales que facilita la gestión de mejoras operacionales y estimula la cultura preventiva en cualquier organización. “Mediante una app para smartphone y un sistema web permite realizar inspecciones de terreno inteligentes que facilitan el seguimiento y cierre de hallazgos que afecten las operaciones, la seguridad y el medio ambiente, desde cualquier lugar y en todos los dispositivos”, señala.

“Nuestra solución tiene el potencial de impactar positivamente a cualquier organización del país que tenga el deseo de innovar en su gestión de seguridad y salud del trabajo, optimizando sus operaciones y previniendo situaciones que generen pérdidas potenciales.

Este emprendimiento se adjudicó fondos del Programa Regional de Apoyo al Emprendimiento (PRAE) de Fomento Los Ríos, cuya ejecución está siendo apoyada por Austral Incuba.

“El trabajo con la Incubadora ha sido muy cercano, siempre han tenido excelente disposición para atender nuestras dudas y para darnos orientación durante el transcurso del proyecto. Actualmente estamos en la recta final de la ejecución del proyecto, y en resumen, podemos calificar la experiencia como muy satisfactoria”, asegura.

Daftec

Felipe Domínguez y Cristóbal Brieva –titulado de Arquitectura UACh- son los profesionales tras Daftec, un proyecto que tiene como finalidad gestionar riles de pequeñas industrias alimentarias, enfocándose en una primera instancia en empresas lácteas, cárnicas, de panificación y cervecería.  Esta gestión se hace principalmente a través de una planta de tratamiento, modular y transportable, de costo reducido y fácil instalación, la cual solo realizar tratamientos primarios y busca contribuir de manera concreta al cumplimiento de las normativas DS 90, 46 y 609. Actualmente se encuentra en fase de prototipos y afinando el modelo de negocios.

“Nuestro proyecto busca impactar nuestra región dado que existe una baja presencia de plantas en la industria en general y en la pequeña industria es casi inexistente. Esperamos  abordar las regiones de la Araucanía y Los Lagos en un futuro próximo”, indica Felipe Domínguez.

Actualmente Daftec ejecuta recursos PRAE de Fomento Los Ríos, contexto en el que conocieron a Austral Incuba y decidieron trabajar con la incubadora. “Los factores que consideramos para tomar la decisión fueron primero la experiencia de sus años de trabajo, el respaldo de la universidad de la cual Cristóbal es titulado y la especialización en biotecnología, que algo colinda con nuestro proyecto”, sostiene.

Aeroponics

Este emprendimiento se basa en un sistema de cultivo aeropónico de semillas de papa, implementado en una estación experimental ubicada en Cayumapu. La técnica consiste en producir tubérculos sin utilizar suelo ni ningún tipo de sustrato, lo cual junto con reducir las huellas de carbono e hídrica –este sistema utiliza 70% menos de agua- y asegurar la disponibilidad de alimentos sanos, permite alcanzar mayores rendimientos por planta.

Ximena Henzi, agrónoma de la UACh y Ph. D. en biología molecular de plantas, es la fundadora de Aeroponics. Según explica, la empresa está actualmente en un plan de industrialización de sus innovaciones para generar alimentos con identidad varietal, sanos y sustentables. “Hoy estamos operando comercialmente con los clientes más relevantes de la industria de la papa del país, sin embargo esta industria está pasando por un bajón de precios y desequilibrio de oferta – demanda que nos llevan a impulsar las próximas transferencias de innovación y desarrollar negocios en nuevos destinos”, sostiene.

“La incubadora también se encuentra en un proceso de adaptación a cambios en la industria de la innovación y el emprendimiento, se demanda mayor valor agregado en los servicios, a objeto de ser competitivos, pienso que han tomado el guante de generar mayor cercanía y ofrecer gradualmente servicios más sofisticados, acordes a los proyectos que incuban y cuentan con buenas redes para lograrlo”, destaca sobre Austral Incuba.

Imaginatio

“Postulé al PRAE de Fomento Los Ríos con la finalidad de generar una empresa que desarrolle soluciones tecnológicas para diversas problemáticas nacionales, con mucho énfasis en que sean a medida, adaptables y escalables”, indica Álex Acuña, de Imaginatio. Así, se presentó al concurso con lo que se denomina “Modular Trailer Security” (MoTS), un sistema de seguridad para el transporte de carga terrestre, que como su nombre lo dice está compuesto por módulos, generación eléctrica, cierre con control de acceso, comunicación, seguimiento y plataforma virtual multiusuario. Con esto se da independencia y seguridad a la carga, permitiendo frustrar robos y facilitando a los interesados en el traslado controlar su acceso y participar y ver en qué estado está.

“En un principio no tenía claro para qué servía la figura de mentores e incubadoras pero luego de trabajar un tiempo con Austral Incuba me vi muy contento con la labor que desarrollan. Siempre van de buen ánimo, tienen un trato muy cercano, expertos en sus áreas y trabajan en pro de sus emprendedores”, comenta Acuña, estudiante de Ingeniería Civil Eléctrica de la UACh.

Simulador interactivo de oído interno

“Nuestro emprendimiento consiste en ofrecer al mercado de la simulación clínica el primer sistema de simulación para estudio del sistema vestibular”, señala Miguel Bustamante, de Simulador interactivo de oído interno. Según explica, actualmente las carreras del área de la salud tienen en su currículum académico la implementación de horas de práctica bajo sistemas de simulación, los cuales solucionan la tensión ética que existe al poner un estudiante en su primera práctica de un procedimiento clínico frente a un paciente real. Los estudios indican que las horas prácticas mejoran el rendimiento de los estudiantes frente a pacientes reales, disminuyendo los riesgos de daños a la salud de los pacientes.

“Los sistemas de simulación han avanzado en tecnologías donde estos fantomas o maniquíes tienen la capacidad de simular signos vitales, reaccionar a inoculaciones, hablar e incluso moverse como si se tratara de una verdadera persona. La necesidad que encontramos fue observar que estas tecnologías no se encontraban implementadas en toda el área de audiología y otoneurología, por lo que vimos un enorme potencial de desarrollo tecnológico ya sea nacional como internacionalmente, ya que hemos sabido de más intentos que pretenden realizar sistemas de simulación hechos en Chile y esperamos ser un ejemplo para esas iniciativas”, detalla este emprendedor.

En concreto, el sistema desarrollado en este proyecto se compone de un fantomas y un software que entrega en tiempo real el movimiento que se le practica al fantoma en unas gráficas 3D de oído interno, con lo cual los estudiantes del área podrán entender fácilmente lo que ocurre en las complicadas estructuras anatómicas del vestíbulo.

“Llegamos a Austral Incuba buscando por nuestra propia cuenta la semana que supimos que nos ganamos el financiamiento del fondo PRAE de Corfo y nuestro trabajo con la incubadora ha sido muy fluido y sentimos un gran apoyo de su parte”, puntualiza este estudiante de Tecnología Médica de la UACh.