Óbolo Chocolate: Ganadores del Austral Food Challenge nuevamente se ubican entre los mejores del mundo en los Academy of Chocolate Awards

Por segundo año consecutivo ÓBOLO Chocolate, ganador del Austral Food Challenge de Austral Incuba, fue reconocido como uno de los mejores chocolates del mundo, tras recibir Medalla de Plata en la novena edición de los Academy of Chocolate Awards en Londres. Los resultados de este concurso se dieron a conocer esta semana, y confirman que ÓBOLO es uno de los mejores chocolates del mundo, y un producto de excelencia dentro de la oferta culinaria de Chile.

Desde el año 2005 la Academia de Chocolate de Reino Unido elige a los mejores chocolates del mundo que postulan a distintas categorías, de las cuales la más importante es “Dark Bean to Bar Under 80%” o “del grano a la barra bajo 80% cacao”. Este año ÓBOLO Chocolate obtuvo medalla de Plata en esta categoría, con su chocolate 70% Cacao Puro de origen Pangoa, Cosecha 2016. El año pasado obtuvo medalla de oro en la misma categoría con un chocolate similar de la Cosecha 2015.

“Estamos muy orgullosos y satisfechos con este resultado, porque confirma que vamos por buen camino respecto a la calidad y consistencia de nuestro chocolate. Sin duda este nuevo reconocimiento consolida a ÓBOLO como referente en el mercado chileno,  y potencia sus oportunidades de exportación”, dijo Mark Gerrits, chocolatero y fundador de ÓBOLO Chocolate.

Los más de 600 chocolates de todo el mundo que participaron en este concurso,  fueron catados en forma ciega por el jurado compuesto por miembros de la Academia, periodistas internacionales, chefs y expertos en chocolate, liderados todos por Sarah Hartnett, una de las chefs pasteleras más renombradas del Reino Unido. Todo ello ocurrió en el Westminster Kingsway College de Londres.

La Academia de Chocolate de Londres fue fundada en 2005 por 5 chocolateras británicas, unidas por la convicción de que comer chocolate fino es uno de los máximo placeres. La Academia busca y selecciona los mejores chocolates del mundo,  y promueve la gran diferencia de calidad entre los productos finos y aquellos producidos masivamente, que son los más consumidos.

ÓBOLO es el primer chocolate hecho en Chile desde el grano del cacao, llamado también  chocolate bean to bar. Este emprendimiento compra los granos de cacao orgánico directamente a los pequeños productores de la selva amazónica, y en su taller boutique en Santiago los transforma en barras de chocolate. ÓBOLO empezó haciendo ensayos de su producto hace cuatro años y lo lanzó al mercado el 2015, sólo después de lograr un producto de calidad premium.

La tendencia de hacer chocolate desde el grano del cacao está muy desarrollada en países del hemisferio norte, pero es muy incipiente aún en Chile, donde ÓBOLO Chocolate es el pionero.  Esta forma de hacer chocolate del “grano a la barra” o “bean to bar” da origen a un chocolate de mejor calidad y muy saludable, que mantiene los sabores y aromas del “terroir” del cacao (tal como ocurre en  el vino y café). ÓBOLO Chocolate promete cambiar el concepto que se tiene de este seductor producto, porque el chocolate bean to bar está lejos de los chocolate y bombones tradicionales que comemos con gusto, pero con cargo de conciencia por la cantidad de azúcar, grasa y saborizantes que poseen. Es, en cambio, un alimento muy nutritivo y saludable, con sabores y texturas marcadamente superiores.

“Esperamos que el mercado del chocolate en Chile tenga una evolución y sofisticación similar a la que tuvo el vino, la cerveza, el aceite de oliva, el café o el té durante los últimos 20 años”, agrega Gerrits. Y es que, efectivamente, cada día son más las personas que exigen alimentos de mayor calidad y transparencia en su elaboración, y todo indica que el chocolate no será la excepción.

ÓBOLO Chocolate ofrece barras de 70% Cacao Puro, 70% Cacao con Sal de Cáhuil, 70% Cacao con Nibs y 85% Cacao Puro.

Video

YouTube – https://www.youtube.com/watch?v=O0Rywv969lw

Más información:
Comunicaciones ÓBOLO Chocolate:

+ 56 9 89202027
annelore@obolochocolate.cl

Laboratorio Pathovet recibe importante acreditación

Un gran logro anunció esta semana Laboratorio Pathovet, emprendimiento respaldado por Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral apoyada por Corfo. Pathovet  informó que, con fecha 09 de junio de 2017, ha recibido la acreditación ISO 17025 por parte del Instituto Nacional de Normalización (INN) para los análisis de histología (LE-1365), inmunohistoquímica para enzima Na+ K+ ATPasa branquial y 21 parámetros de bioquímica sanguínea de especies salmonídeas (LE-1366), además de análisis de biología molecular (RT-PCR) y muestreo en terreno (LE-1364). “Para nosotros la acreditación es un hito de alta relevancia, ya que la sumatoria de los esfuerzos de todos los colaboradores de Pathovet nos permiten ser el primer y único laboratorio de histología acreditado ISO 17025 en todo Chile y el único laboratorio clínico veterinario acreditado para parámetros de bioquímica sanguínea. Este logro nos enorgullece enormemente, no solo por la acreditación en sí, sino porque manifiesta la proactividad, innovación y compromiso de Pathovet con sus clientes, al aportar, en ausencia de un requisito normativo, al mejoramiento de la calidad de los servicios de laboratorio con foco en la respuesta del hospedero y, por supuesto, al impacto positivo directo que estas mejoras tienen en la optimización de la gestión sanitaria y productiva de nuestros clientes”, expresó el gerente general de Pathovet, Dr. Marco Rozas.

“La implementación y acreditación de un sistema de gestión de calidad en gran parte de las áreas del laboratorio, en el cual llevamos trabajando alrededor de dos años, es un hito muy importante para nuestro equipo, como parte fundamental de las mejoras continuas en la atención a nuestros clientes y que nos permitirá mejorar la competitividad, confiablidad e internamente, establecer un objetivo común dentro del equipo, promoviendo la eficacia y eficiencia de nuestras actividades. Mención especial debemos hacer respecto de la acreditación del área de diagnóstico histopatológico, en la cual nuestro laboratorio se constituye en un ente pionero en Chile”, señaló el gerente técnico de Pathovet, Ricardo Ildefonso.

Al mismo tiempo, la jefa de gestión de calidad de Pathovet, Carolina Senn, comentó que “Ha sido un gran desafío, un proceso largo y de mucha autogestión, estamos muy orgullosos de haberlo concretado con éxito, confiamos en que nuestro esfuerzo voluntario en lograr la acreditación de metodologías para las cuales no había referentes para peces, agrega valor a nuestro servicio, aporta a nuestra industria y nos permite entregar resultados de ensayos y diagnósticos con respaldo y calidad a nuestros clientes”.

De esta manera, Pathovet suscribe el compromiso en la mejora continua de los servicios que conforman la base técnica que soporta su visión diferenciadora basada en indicadores predictivos del hospedero para el control de enfermedades. Más información en www.pathovet.cl.

Pathovet

Pathovet

 

Emprendedores UACh innovan en salud, seguridad, transporte y gestión de desechos al alero de Austral Incuba

Destacando por su sólida base de conocimientos y gran capacidad innovativa, los emprendedores salidos de las aulas de la Universidad Austral (UACh) tienen un espacio destacado en la cartera de proyectos de Austral Incuba, incubadora de negocios UACh apoyada por Corfo.

Prevn 

Según explica Andrés Meza, egresado de Ingeniería en Maderas, Prevn es una solución informática enfocada a la prevención de riesgos laborales que facilita la gestión de mejoras operacionales y estimula la cultura preventiva en cualquier organización. “Mediante una app para smartphone y un sistema web permite realizar inspecciones de terreno inteligentes que facilitan el seguimiento y cierre de hallazgos que afecten las operaciones, la seguridad y el medio ambiente, desde cualquier lugar y en todos los dispositivos”, señala.

“Nuestra solución tiene el potencial de impactar positivamente a cualquier organización del país que tenga el deseo de innovar en su gestión de seguridad y salud del trabajo, optimizando sus operaciones y previniendo situaciones que generen pérdidas potenciales.

Este emprendimiento se adjudicó fondos del Programa Regional de Apoyo al Emprendimiento (PRAE) de Fomento Los Ríos, cuya ejecución está siendo apoyada por Austral Incuba.

“El trabajo con la Incubadora ha sido muy cercano, siempre han tenido excelente disposición para atender nuestras dudas y para darnos orientación durante el transcurso del proyecto. Actualmente estamos en la recta final de la ejecución del proyecto, y en resumen, podemos calificar la experiencia como muy satisfactoria”, asegura.

Daftec

Felipe Domínguez y Cristóbal Brieva –titulado de Arquitectura UACh- son los profesionales tras Daftec, un proyecto que tiene como finalidad gestionar riles de pequeñas industrias alimentarias, enfocándose en una primera instancia en empresas lácteas, cárnicas, de panificación y cervecería.  Esta gestión se hace principalmente a través de una planta de tratamiento, modular y transportable, de costo reducido y fácil instalación, la cual solo realizar tratamientos primarios y busca contribuir de manera concreta al cumplimiento de las normativas DS 90, 46 y 609. Actualmente se encuentra en fase de prototipos y afinando el modelo de negocios.

“Nuestro proyecto busca impactar nuestra región dado que existe una baja presencia de plantas en la industria en general y en la pequeña industria es casi inexistente. Esperamos  abordar las regiones de la Araucanía y Los Lagos en un futuro próximo”, indica Felipe Domínguez.

Actualmente Daftec ejecuta recursos PRAE de Fomento Los Ríos, contexto en el que conocieron a Austral Incuba y decidieron trabajar con la incubadora. “Los factores que consideramos para tomar la decisión fueron primero la experiencia de sus años de trabajo, el respaldo de la universidad de la cual Cristóbal es titulado y la especialización en biotecnología, que algo colinda con nuestro proyecto”, sostiene.

Aeroponics

Este emprendimiento se basa en un sistema de cultivo aeropónico de semillas de papa, implementado en una estación experimental ubicada en Cayumapu. La técnica consiste en producir tubérculos sin utilizar suelo ni ningún tipo de sustrato, lo cual junto con reducir las huellas de carbono e hídrica –este sistema utiliza 70% menos de agua- y asegurar la disponibilidad de alimentos sanos, permite alcanzar mayores rendimientos por planta.

Ximena Henzi, agrónoma de la UACh y Ph. D. en biología molecular de plantas, es la fundadora de Aeroponics. Según explica, la empresa está actualmente en un plan de industrialización de sus innovaciones para generar alimentos con identidad varietal, sanos y sustentables. “Hoy estamos operando comercialmente con los clientes más relevantes de la industria de la papa del país, sin embargo esta industria está pasando por un bajón de precios y desequilibrio de oferta – demanda que nos llevan a impulsar las próximas transferencias de innovación y desarrollar negocios en nuevos destinos”, sostiene.

“La incubadora también se encuentra en un proceso de adaptación a cambios en la industria de la innovación y el emprendimiento, se demanda mayor valor agregado en los servicios, a objeto de ser competitivos, pienso que han tomado el guante de generar mayor cercanía y ofrecer gradualmente servicios más sofisticados, acordes a los proyectos que incuban y cuentan con buenas redes para lograrlo”, destaca sobre Austral Incuba.

Imaginatio

“Postulé al PRAE de Fomento Los Ríos con la finalidad de generar una empresa que desarrolle soluciones tecnológicas para diversas problemáticas nacionales, con mucho énfasis en que sean a medida, adaptables y escalables”, indica Álex Acuña, de Imaginatio. Así, se presentó al concurso con lo que se denomina “Modular Trailer Security” (MoTS), un sistema de seguridad para el transporte de carga terrestre, que como su nombre lo dice está compuesto por módulos, generación eléctrica, cierre con control de acceso, comunicación, seguimiento y plataforma virtual multiusuario. Con esto se da independencia y seguridad a la carga, permitiendo frustrar robos y facilitando a los interesados en el traslado controlar su acceso y participar y ver en qué estado está.

“En un principio no tenía claro para qué servía la figura de mentores e incubadoras pero luego de trabajar un tiempo con Austral Incuba me vi muy contento con la labor que desarrollan. Siempre van de buen ánimo, tienen un trato muy cercano, expertos en sus áreas y trabajan en pro de sus emprendedores”, comenta Acuña, estudiante de Ingeniería Civil Eléctrica de la UACh.

Simulador interactivo de oído interno

“Nuestro emprendimiento consiste en ofrecer al mercado de la simulación clínica el primer sistema de simulación para estudio del sistema vestibular”, señala Miguel Bustamante, de Simulador interactivo de oído interno. Según explica, actualmente las carreras del área de la salud tienen en su currículum académico la implementación de horas de práctica bajo sistemas de simulación, los cuales solucionan la tensión ética que existe al poner un estudiante en su primera práctica de un procedimiento clínico frente a un paciente real. Los estudios indican que las horas prácticas mejoran el rendimiento de los estudiantes frente a pacientes reales, disminuyendo los riesgos de daños a la salud de los pacientes.

“Los sistemas de simulación han avanzado en tecnologías donde estos fantomas o maniquíes tienen la capacidad de simular signos vitales, reaccionar a inoculaciones, hablar e incluso moverse como si se tratara de una verdadera persona. La necesidad que encontramos fue observar que estas tecnologías no se encontraban implementadas en toda el área de audiología y otoneurología, por lo que vimos un enorme potencial de desarrollo tecnológico ya sea nacional como internacionalmente, ya que hemos sabido de más intentos que pretenden realizar sistemas de simulación hechos en Chile y esperamos ser un ejemplo para esas iniciativas”, detalla este emprendedor.

En concreto, el sistema desarrollado en este proyecto se compone de un fantomas y un software que entrega en tiempo real el movimiento que se le practica al fantoma en unas gráficas 3D de oído interno, con lo cual los estudiantes del área podrán entender fácilmente lo que ocurre en las complicadas estructuras anatómicas del vestíbulo.

“Llegamos a Austral Incuba buscando por nuestra propia cuenta la semana que supimos que nos ganamos el financiamiento del fondo PRAE de Corfo y nuestro trabajo con la incubadora ha sido muy fluido y sentimos un gran apoyo de su parte”, puntualiza este estudiante de Tecnología Médica de la UACh.