Incubando las soluciones del futuro, desde la universidad

Columna de Macarena Sáez, gerente de Austral Incuba

El emprendimiento innovador puede cambiar el mundo, porque propone soluciones a problemas que no las tenían, o puede mostrarnos que hay otras formas de hacer las cosas, con mejores resultados y menos impactos negativos. Esto es, por ejemplo, lo que nos enseña Ximena Henzi con Aeroponics, un sistema de cultivo aeropónico de papas semilla que literalmente “pone de cabeza” la forma de producir este tubérculo, ya que saca las raíces de la tierra y las deja en el aire. Esta innovación le valió recientemente el Premio Avonni Patagonia 2016, además de otros reconocimientos como el Innova+Agro del FIA, en 2014.

Iniciativas como la de Ximena son las que nos han movido e inspirado en estos once años de trabajo en Austral Incuba, la incubadora de negocios de la Universidad Austral de Chile (UACh), apoyada por Corfo.

Fue en septiembre de 2005 cuando un grupo de cinco jóvenes profesionales comenzamos a dar vida a esta cruzada de emprendimiento dinámico, innovador y de alto impacto desde una provincia que entonces luchaba por convertirse en Región. Los desafíos eran potenciar, desde la universidad, la generación de nuevas empresas que impactaran positivamente en el bienestar social, así como dinamizar gradualmente diversos ámbitos de la economía regional y del sur austral. También, por cierto, empujar el desarrollo de un tejido de talento emprendedor.

Mirando en retrospectiva, como lo hacemos en nuestro Reporte de Impacto 2005-2016 recientemente publicado, creemos que el trabajo está dando grandes frutos. Entre los logros que podemos destacar está el establecimiento de una serie de redes internacionales para emprendimientos tecnológicos; la creación de una red de Centros de Desarrollo de Negocios (CDN) en Los Ríos y Los Lagos; la implementación, ya por tres años, de un Programa de Atracción y Retención de Talento Innovador para el Sur Austral (PARTI), financiado por el Gobierno Regional de Los Ríos; y la alianza con espacios de coworking y Hub Global. Asimismo, hemos evaluado 950 emprendedores e impulsado la creación de 99 empresas, que han generado empleo para 542 personas y alcanzado ventas conjuntas sobre los US$9 millones.

Junto a estos indicadores, también existen otros que destacan el sello propio de nuestros incubados, responsables no sólo económicamente sino también en términos sociales y medioambientales. Así, el 80% de ellos contratan servicios de i+D, 70% integran a mujeres -no sólo en cargos productivos, sino gerenciales-, 60% exportan, 75% promueven prácticas amigables con el medio ambiente y el plazo de pago a los proveedores es de 15 días.

Todos estos hitos y logros nos posicionan hoy como una incubadora reconocida, que se especializa en generar empresas de base tecnológica asociadas a las ciencias de la vida, y que tiene un alcance nacional, con proyectos incubados que van desde Valparaíso hasta Coyhaique.
Queremos que tú también seas parte de esta historia de pasión por innovar y te invitamos a emprender desde el Sur para el Mundo. Conócenos en www.australincuba.cl

Conferencia abordó experiencias internacionales y buenas prácticas para promover el desarrollo biotecnológico en el país

El encuentro, organizado por Imagen de Chile y la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio, AmCham Chile, en el marco de un programa apoyado por Corfo, reunió a destacados speakers internacionales y chilenos que han conseguido desarrollos exitosos en Estados Unidos.

Profundizar en experiencias exitosas a nivel global y, en particular, las vinculadas al mercado de Estados Unidos, fue el objetivo central de la Conferencia Internacional de Innovación y Biotecnología: Conectándose con el Mundo, que se llevó a cabo en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM).

La actividad, que forma parte de una iniciativa de fomento integrado de Corfo orientada a promover y fortalecer el ecosistema nacional de innovación y biotecnología, reunió a destacados invitados internacionales.

Uno de ellos fue el doctor en genética Harvey F. Lodish, líder en el campo de biología celular, profesor de Ingeniería Biológica del MIT y miembro fundador del Whitehead Institute, entidad dedicada a la investigación biomédica. Lodish ha dedicado su investigación a aislar los genes claves involucrados en la diabetes, hipertensión, leucemia y obesidad, cuyos resultados han tenido importantes implicancias en el tratamiento de estas enfermedades. A él se sumó Timothy Rowe, fundador y CEO del Cambridge Innovation Center (CIC), la mayor instalación a nivel mundial dedicada a albergar startups. Rowe tiene una amplia experiencia en la promoción de instancias de colaboración entre la comunidad de innovación y el sector empresarial en Boston, Miami y Rotterdam, Holanda.

En la conferencia el Dr. Lodish abordó su experiencia como científico y emprendedor en el ámbito de la biotecnología, cuyo ecosistema en Estados Unidos puede ser un modelo para Chile al considerar los avances del país en esta materia. A su vez, Timothy Rowe profundizó sobre la experiencia de las pequeñas empresas y emprendedores de quienes usualmente provienen las nuevas tecnologías. Agregó que Chile está en una muy buena posición para el desarrollo de la biotecnología, en especial al considerar la calidad de las universidades y el desarrollo del país. Sin embargo, advirtió que para potenciar la colaboración entre diversos actores es necesario promover proximidad y espacios de encuentro entre emprendedores y representantes del ámbito público y privado junto con desarrollar nuevos hub.

La visión norteamericana es crucial para el fortalecimiento e internacionalización del ecosistema nacional de innovación y biotecnología, sobre todo, al considerar que Estados Unidos es reconocido como uno de los países líderes a nivel mundial en estas materias. Visto solo en cifras, en 2015 las compañías norteamericanas y europeas en total lograron 13% de aumento en su facturación, alcanzando de este modo un máximo histórico en ingresos, beneficios y capitalización bursátil, con ganancias de alrededor de 132.700 millones de dólares.

Al respecto, el gerente general de AmCham Chile, Roberto Matus, destacó que “el mercado de la biotecnología mueve miles de millones de dólares en el mundo y Chile tiene gran potencial de desarrollo, por lo que se presenta como una atractiva oportunidad para fortalecer la competitividad del país. Para tomar este espacio, es necesario que los actores nacionales de la biotecnología se integren al ecosistema internacional, particularmente de Estados Unidos, que es el país líder en esta materia”.

Cabe destacar que Corfo ha definido como eje estratégico potenciar el desarrollo de la biotecnología a nivel nacional, apoyando, entre otras cosas, la articulación entre los actores de la industria, el fortalecimiento de las capacidades presentes en el país y la vinculación con distintas redes en el extranjero.  Es por este motivo que la actividad finalizará con la exposición “Inversión en Biotecnología: una necesidad para el desarrollo de Chile”, que estará a cargo del Dr. Fernando Martínez, académico de la Universidad de Arizona, Ex-Director del Instituto BIO5 y Miembro del National Heart, Lung, and Blood Advisory Council del NIH, que asesora a Corfo en este programa sectorial.

El rol de los talentos nacionales en el extranjero

Durante la Conferencia, además, se llevó a cabo un panel de discusión que permitió conocer la experiencia de chilenos que han sobresalido por iniciativas biotecnológicas a nivel internacional.

El primero de ellos fue Alberto Rodriguez-Navarro, médico chileno que desarrolló el primer dispositivo para cirugía magnética en ser aprobado para comercialización en Estados Unidos, el cual fue seleccionado como “Innovación del año 2016”, por la Sociedad de Cirujanos Laparoendoscopistas de EE.UU. (SLS).

Junto con él estuvo presente el ingeniero bioquímico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Doctor en Ingeniería Bioquímica de la Universidad de Maryland, Marco Cacciuttolo, quien cuenta con una amplia experiencia liderando desarrollos biológicos desde etapas tempranas de emprendimiento hasta su aprobación regulatoria y posterior comercialización.

Finalmente, conformó el panel el doctor en biología molecular de la Universidad de Cornell, Rafael Fernández, quien desde distintas instituciones de la industria farmacéutica estadounidense ha encabezado investigaciones relativas a la diabetes, metabolismo en células tumorales, inmunología e immuno-oncología. En la actualidad también es investigador principal en Merck Research Laboratories.

Todos ellos son parte de la iniciativa de Imagen de Chile, ChileGlobal Biotec, que apunta a incentivar la incorporación de nuevas ideas e iniciativas nacionales en el sector, canalizando los conocimientos, contactos y experiencias de quienes han concretado proyectos fuera del país.

En este sentido, la directora ejecutiva de Imagen de Chile, Myriam Gómez, destacó que “cuando se habla de imagen país, muchos piensan inmediatamente en turismo, lugar de origen de los productos o la calidad de vida que ofrece una nación, dejando de lado un aspecto clave que es cómo éste aporta al mundo a través del desarrollo científico”. En este sentido, aseguró que “nuestro país destaca en materias de innovación y emprendimiento. Prueba de ello es que este año una publicación internacional de prestigio, como MIT Technology Review en español, incluyó a siete jóvenes chilenos en los innovadores menores de 35 años, que distingue a emprendedores e investigadores tecnológicos que destacan por sus proyectos que impactan en la sociedad. Asimismo, en el Global Innovation Index 2016 ocupamos el lugar 44 de más de 100 naciones analizadas y somos líderes a nivel latinoamericano”.

Contacto de prensa:
Javiera Méndez (jmendez@profile.cl) / + 569 9 278 18 42
Camila Salas (csalas@imagendechile.cl / +56962362105)
Julio Bustamante (julio.bustamante@amchamchile.cl / +56 9 9741 8724)