Laboratorio Pathovet es parte de los 50 casos de innovación chilenos destacados por Corfo

Emprendimiento apoyado por Austral Incuba cambió el enfoque en el diagnóstico de enfermedades de peces de cultivo haciendo énfasis en medicina preventiva.

Los fundadores del Laboratorio Pathovet, Ricardo Ildefonso, Natalia Soria-Galvarro y Marco Rozas, apostaron por cambiar el paradigma en el diagnóstico de enfermedades para peces de cultivo.

En tres años de trabajo ya cosechan los frutos de esta apuesta, ganándose un espacio en el mercado y siendo recientemente reconocidos como uno de los 50 casos de innovación destacados por Corfo.

Esta selección compila 50 emprendimientos chilenos que han logrado proponer y desarrollar con éxito nuevos conceptos en sus campos específicos.

“Estamos muy contentos y agradecidos con este reconocimiento de un socio estratégico tan importante para nosotros como lo es CORFO. Es el resultado de un intenso y disciplinado trabajo en equipo que nos ha permitido desarrollar y validar el prototipo y, lo más importante, que ya se convirtió en un servicio de laboratorio que es utilizado rutinariamente en el mercado para el que fue desarrollado. Este es el mejor reconocimiento que podemos tener, que nuestras innovaciones sean demandadas por nuestros clientes, hecho que demuestra que hay espacio para nuevos servicios debidamente validados y nos motiva a potenciar nuestra estrategia de innovación y a continuar trabajando en acercar la ciencia al mercado con productos y servicios de aplicación práctica”, señala Rozas, gerente de Laboratorio Pathovet, emprendimiento incubado por Austral Incuba, incubadora de negocios de la Universidad Austral (UACh) apoyada por Corfo.

 

Según explica este emprendedor científico, Pathovet es un laboratorio emergente inserto en el nicho de mercado de los servicios de diagnóstico de enfermedades en acuicultura que en tres años se ha ganado un espacio en el mercado promoviendo una propuesta de valor innovadora y diferenciadora de la gestión sanitaria en acuicultura. “Ésta se basa en focalizar nuestra actividad en la respuesta de los peces más que en los patógenos. De esta manera, hemos desarrollado varios indicadores cuantitativos y predictivos con aplicación práctica a la toma de decisiones sanitarias y productivas de nuestros clientes, las que pretenden aportar a optimizar la gestión sanitaria y el control de enfermedades en nuestra industria”.

 

En esta línea, todos los servicios de este laboratorio complementan y amplían el foco tradicional del diagnóstico basado en la detección de patógenos, aportando a comprender y predecir los mecanismos de respuesta del hospedero, pensando en la población de animales sobrevivientes más que en la mortalidad y, en consecuencia, potenciando la medicina preventiva más que la curativa. “Además, creemos que hacemos un aporte interesante en la generación de capacidades I+D+i desde el sector privado”, agrega Rozas.

 

 

El desafío de seguir innovando

 

La innovación es una búsqueda constante y eso bien lo sabe el equipo emprendedor de Pathovet, para quien los desafíos no se detienen. Así, en estos momentos se encuentra ejecutando un nuevo proyecto InnovaChile de CORFO de la Línea de Validación y Empaquetamiento de Innovaciones, denominado “Validación y empaquetamiento técnico-comercial de nuevos servicios de expresión génica basados en sets RT-qPCR Mútiples para evaluar el estado fisiológico de salmones en cultivo”.

 

“Estamos empaquetando servicios de laboratorio de base molecular RT-qPCR múltiple para evaluar distintas condiciones, tales como la respuesta inmune, funcionalidad hepática y esmoltificación”, explica Rozas.

 

“Este proyecto representa la continuidad de los excelentes resultados de nuestro proyecto Capital Semilla Asignación Flexible, mediante el cual logramos implementar comercialmente un conjunto de servicios RT-qPCR en formato “simple”, para evaluar la respuesta inmune, dietas funcionales y esmoltificación, los cuales son comercializados desde inicios de 2015. Con este nuevo proyecto, lograremos reducir costos de producción y precios de venta, incluyendo un mayor número de genes por reacción a un mismo precio. Además, estamos avanzando concretamente en la siguiente fase, es decir, en el desarrollo de una plataforma de indicadores proteómicos”, puntualiza Rozas.